La Argentina no puede pagar más a los acreedores

La Argentina no puede pagar más a los acreedores

El ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, eligió uno de los medios más prestigiosos del mundo, entre los especializados en esa área, para d

“La Argentina necesita volver al centro de la política” – Exclusivo Suscriptores
El Concejo Deliberante prohíbe las “bombas de estruendo” a partir de 2020
Acusan el presidente de los argentinos de agredir a un empleado de UTEDyC en La Bombonera

Translating…

El ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, eligió uno de los medios más prestigiosos del mundo, entre los especializados en esa área, para dejarles en claro a los bonistas que la oferta realizada es la última que puede hacerles el país.

“Las demandas insostenibles sólo pueden generar resultados insostenibles”, dijo el funcionario, mediante una columna que firmó en el diario londinense “The Financial Times”, titulada “Argentina no puede pagar más a los acreedores”.

En el texto, Guzmán ratificó los términos de la propuesta que había sido presentada formalmente a los tenedores el 17 de marzo. “Incluso antes de que la covid-19 golpeara, la trayectoria de la deuda del país estaba fuera de control”, afirma el ministro.

“Ahora, la covid-19 también devastó las exportaciones y los ingresos fiscales. Como en cualquier otro lugar, la enfermedad obligó a adoptar medidas de emergencia, destinadas a mantener un sustento mínimo para los desempleados y evitar un colapso económico total”, agrega.

Indica, seguidamente, que en estas condiciones el Gobierno negociando con los acreedores internacionales. “Resolver la crisis de la deuda en tales circunstancias requiere sentido común, colaboración e ideas frescas en interés tanto de los acreedores internacionales como de Argentina”.

Guzmán subraya que nuestro país sufrió una larga historia de auges, caídas y reformas económicas fallidas. “La nación incumplió su deuda ocho veces, sufrió hiperinflación dos veces y atravesó múltiples crisis de balanza de pagos, así como 20 programas económicos respaldados por el FMI en 60 años. Esa historia proporciona el principio rector con el que hemos construido el proceso de reestructuración de la deuda: proponer, de buena fe, un rediseño de nuestros compromisos de deuda para crear sostenibilidad económica a largo plazo, para que Argentina pueda cumplir y cumpla las promesas hechas a sus acreedores”, dice.

En su columna, aconseja a los acreedores que eviten los patrones destructivos del pasado de promesas imposibles y crisis repetidas. “Estos son tiempos muy difíciles para los tenedores de bonos, y Argentina es un anticipo de lo que vendrá para los países deudores en dificultades en todo el mundo. Pero los tenedores de bonos tienen una opción: reconocer los desafíos históricos y buscar nuevas formas de avanzar, o insistir obstinadamente en términos de reembolso miopes que parecen proporcionar retornos rápidos pero solo degradan a los países deudores y socavan su capacidad de reembolso”, advierte Guzmán.

Luego, grafica parte de la situación del país. “Este no es un juego de hojas de cálculo. Está en juego el destino económico de 45 millones de ciudadanos argentinos. Más del 35% de nuestra población y el 52% de los niños ya están en la pobreza”, remarca.

Insiste en que los escenarios de pago que el Gobierno ha construido requieren de un espacio de respiración, para que se pueda dar la recuperación económica y la reconstrucción de las posibilidades de generación de ingresos. “Nuestra oferta incluye un período de gracia de tres años, una reducción del 5,5% en el capital de los bonos y una reducción del 62% de los pagos de intereses. Deja a los acreedores con un cupón de bonos promedio de 2,3%, en comparación con su promedio actual de 7%. No estamos pidiendo a nuestros acreedores que pierdan, sino que ganen menos. Forzar una mayor austeridad para pagar más no solo sería económicamente desastroso, sino también inaceptable política y moralmente y, en última instancia, insostenible”, concluye. (Télam)

Leer nota completa

COMENTARIOS

LITTPAPER 0
DISQUS: 0