Los 60 días de cuarentena en Tucumán: lo que pasó y lo que viene, según el Gobierno

Los 60 días de cuarentena en Tucumán: lo que pasó y lo que viene, según el Gobierno

El 19 de marzo pasado, el presidente Alberto Fernández oficializaba, a través del Decreto de necesidad y urgencia (DNU) 297/2020, que a partir de la c

Scaloni se establece con los cambios
Las 19 bancas por la capital en la nueva Legislatura
Luchó contra el cáncer y le dijo que no volvería a caminar: hoy es campeón de triatlón

Translating…

El 19 de marzo pasado, el presidente Alberto Fernández oficializaba, a través del Decreto de necesidad y urgencia (DNU) 297/2020, que a partir de la cero horas del viernes 20 de ese mismo mes comenzaba el aislamiento, social, preventivo y obligatorio en todo el país por la pandemia de coronavirus. Hace exactamente 60 días que la vida de los argentinos dio un giro inesperado.

En estos dos meses, se confirmaron 42 casos en Tucumán, cuatro de ellos, fatales. Fueron 25 los infectados que recibieron el alta médica, 10 permanecen aislados en sus casas y tres internados. La ministra de Salud, Rossana Chahla, asegura que la situación podría haber sido peor: “la decisión de poner en cuarentena a todo el país fue muy importante y efectiva desde el punto de vista epidemiológico por el momento en que se dispuso la misma, y también por el cumplimiento de la medida”.

“Si bien es cierto que veníamos trabajando desde aquel 30 de enero, cuando la OMS declaró la emergencia de salud internacional, desde ese 20 de marzo comenzamos a dar cumplimiento a las recomendaciones y diseñamos el plan de contingencia, cuyos objetivos era detectar casos de manera oportuna y segura disminuyendo los riesgos de las personas con covid 19, minimizar la diseminación de la enfermedad, su morbilidad y mortalidad, y fortalecer los servicios de salud pública”, contó la titular de la cartera sanitaria a LA GACETA.

Con el escenario actual, el panorama ha cambiado en la provincia.  “Hoy, nuestros ejes estratégicos más importantes son la vigilancia epidemiológica, de laboratorio y de la sanidad de fronteras. También trabajamos en el fortalecimiento de la capacidad del sector generando nuevas camas extrahospitalarias, duplicando nuestra capacidad”, detalló Chahla.

“Estamos convencidos de que los resultados que hoy tenemos, es decir una curva aplanada y con el sistema de salud con pocos casos, se debe a esta medida adoptada en tiempo y forma, ya que de no haber sido así hubiéramos tenido el mismo destino que tuvieron varios países europeos o Norteamérica”, analizó la ministra.

Asimismo, resaltó que “es importante destacar que en todo momento ingresaron personas del exterior y de otras provincias, lo que hizo tomar medidas más activas desde la  vigilancia epidemiológica y también activar protocolos de aislamiento, ya que los casos que tenemos en Tucumán son importados”.

Por su parte, la ministra de Gobierno, Carolina Vargas Aignasse, comentó que “afrontar una crisis de esta magnitud requiere un compromiso muy fuerte de toda la sociedad. En Tucumán pudimos llevar adelante esta situación tan inesperada justamente por la conciencia social y el acuerdo constante entre gobierno y sector privado. Son muy importantes los esfuerzos de la sociedad civil en su conjunto y los resultados hasta el momento son muy favorables. Por supuesto analizados dentro de un contexto muy difícil desde lo sanitario y diría aún más desde lo económico

FLEXIBILIZACIÓN. La apertura de los comercio fue un alivio para el sector. LA GACETA/FOTO DE DIEGO ARÁOZ

“Fueron 60 días de un Estado muy presente. El Gobierno nacional con sus programas y asistencias y en la provincia con la conducción del gobernador (Juan) Manzur que supo encaminar a tiempo los desafíos que esta pandemia presenta”, añadió la funcionaria en declaraciones a LA GACETA.

Lo que viene

Mientras que la Nación evalúa los pasos a seguir en la siguiente fase, en Casa de Gobierno señalan que no se puede hacer futurología. Sin embargo, dejan en claro que el objetivo a corto plazo es que la situación no empeore. “Hacia adelante esperamos que la flexibilización de actividades no desencadene un resultado negativo desde lo sanitario para poder de a poco ir incorporando actividades hacia una nueva normalidad. Esto depende una vez más  del compromiso de todos la comunidad en el cumplimento de las normas sanitarias y que no exista un relajamiento”, dijo Vargas Aignasse.

“Estamos atravesando el problema, no hemos salido aún y es muy importante que se entienda que se retoman actividades basándonos en la necesidad económica pero que la vida humana es la prioridad y deseamos fervientemente no tener que dar marcha atrás cómo ha ocurrido en otros lugares”, concluyó.

Leer nota completa

COMENTARIOS

LITTPAPER 0
DISQUS: 0