Masters 1000 de Shanghai: la discusión entre Fognini y Murray, dos jugadores con antecedentes picantes

Masters 1000 de Shanghai: la discusión entre Fognini y Murray, dos jugadores con antecedentes picantes

Crédito: Captura TV 8 de octubre de 2019  • 14:41 El italiano Fabio Fognini y el escocés Andy Murray no son, precisamente, dos de los tenistas más ser

Echan de la Policía Federal a la suboficial que estaba con el comisario baleado en Santa Fe
A una semana de recibir el alta, Jorge Lanata sufrió un golpe y fue nuevamente internado
La maquinaria de las encuestas: consejos para evaluarlas y evitar la manipulación

Crédito: Captura TV
8 de octubre de 2019  • 14:41

El italiano
Fabio Fognini y el escocés
Andy Murray no son, precisamente, dos de los tenistas más serenos del circuito. Cada uno a su estilo, uno más irrespetuoso que el otro (Fognini, sin dudas), han protagonizado distintos cruces picantes con sus rivales o con los árbitros durante sus carreras. Esta vez, el escenario de la
discusión fue el
Masters 1000 de Shanghai, en un match de la segunda rueda ganado por el italiano por 7-6 (7-4), 2-6 y 7-6 (7-2), en 3h09m. Fue un partido tenso, el momento de mayor bronca se produjo en el tercer set, cuando Murray le reclamó a Fognini por gritar cuando él se disponía a ejecutar una volea en el undécimo game.

Cuando Murray le quebró el servicio a Fognini y se fue 6-5 al descanso, intercambiaron algunas palabras al cruzarse en la red. “Hacés lo mismo en todos los partidos, ni siquiera importa contra quién estés jugando”, le lanzó el británico al jugador entrenado (hasta fin de año) por Franco Davin y se sentó en su banco, pero demoró unos pocos segundos en ponerse de pie, furioso, y en volver a discutir con el italiano. Después fue el umpire, Fergus Murphy, el que empezó a recibir los reclamos del exnúmero 1 del mundo: “Pasa esto: cuando yo tengo la bola sobre la red, por volear, él grita.”. Fognini no lo dejó terminar y le gritó: “¿De qué te estás quejando? Siempre eres la víctima”. Murray le disparó: “¡Vos cállate! ¡Callate!”.

“Andy, es mejor si me dejas. Entiendo perfectamente lo que está pasando. No me estás dando la chance de lidiar con él. Si te sientas, yo me encargo”, le expresó el umpire a Murray, quien dijo “ok” y se sentó. El juez de silla se dio vuelta y le comentó a Fognini, que miraba en forma irónica: “Baja un poco el volumen. Te entiendo también. Pero calmate. Fabio, no deberías gritar”.

Fognini tiene amplios antecedentes de indisciplina e irascibilidad dentro del court. Uno de los últimos fue durante el último Wimbledon, cuando en su partido frente al estadounidense Tennys Sandgren, molesto porque estaba jugando en la cancha número 14 (un recinto de escasa capacidad, con tribunas abiertas y en el que el bullicio del público se filtra),
disparó, en su idioma nativo, sin medir consecuencias: “¿Es justo que tenga que jugar aquí? ¡Malditos ingleses! Espero que estalle una bomba en este club. Una bomba tendría que explotar aquí”. Su frase, totalmente fuera de lugar, se produjo, precisamente, en un sitio en el que cayó una bomba, en la Segunda Guerra Mundial.

El episodio entre Murray y Fognini hice recordar, más allá de las diferencias, al que en 2008 tuvieron el escocés y Juan Martín del Potro. Durante el certamen de Roma, Del Potro tiró un pelotazo que pasó cerca de su rival. Murray le preguntó: “¿No vas a pedir disculpas?”. Del Potro retrucó: “Sos siempre igual. Vos y tu mamá”. El británico continuó: “¿Vas a seguir hablando de mi madre?”. Fue entonces cuando el umpire intervino para intentar calmar los ánimos. “Es inaceptable”, se descargó el escocés. Luego, Murray dijo en la conferencia de prensa que Del Potro había insultado a su madre. Luego, ambos dejaron las diferencias de lado (las tenían desde juniors) y construyeron una buena relación.

Pella, eliminado; Federer, adelante:

El bahiense
Guido Pella (21º) debutó en Shanghai y perdió por 6-3 y 7-5 ante el australiano John Millman (58º), en 1h51m. Ya no hay argentinos en el cuadro principal del certamen: ya habían perdido Diego Schwartzman y Juan Ignacio Londero.

Roger Federer, asimismo, avanzó a los octavos de final de Shanghai sacándose una antigua espina en el Qizhong Stadium. El suizo, número 3 del mundo, superó por 6-2 y 7-6 (7-5) al español Albert Ramos-Viñolas, tras una hora y 24 minutos, dejando atrás la derrota sufrida a manos del catalán en el Masters 1000 asiático durante la edición de 2015. “Todo el tiempo estuvo en mi cabeza. Lo cierto es que estaba pensando en ello. Repasé los highlights y recuerdo cómo me sentí. Tuve mis opciones en aquel partido y gané bastantes más puntos de los que perdí. Debí haber ganado aquel partido pero él giró la situación realmente bien”, recordó Roger, que este jueves se medirá con el vencedor de David Goffin (Bélgica) vs. Mikhail Kukushkin (Kazakhstán).

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Leer nota completa

COMENTARIOS

LITTPAPER 0
DISQUS: