Vélez le ganó a Colón en una noche especial en Liniers

Vélez le ganó a Colón en una noche especial en Liniers

Vélez Sarsfield goleó esta noche a Colón de Santa Fe por 3 a 1, en el estadio José Amalfitani por la fecha 15 de la Superliga, después de tres empates

Desde la plaza Urquiza parten las tucumanas al Encuentro Nacional de Mujeres
Grietas del hogar de los futuros
Se viene una nueva suba en el boleto: así evolucionó en los últimos 14 años

Translating…

Vélez Sarsfield goleó esta noche a Colón de Santa Fe por 3 a 1, en el estadio José Amalfitani por la fecha 15 de la Superliga, después de tres empates y una derrota y en una noche especial de celebraciones y despedidas.

El “Fortín” impuso su autoridad en el campo de juego ante un alicaído adversario que no levanta cabeza tras perder la final de la Copa Sudamericana a manos de Independiente del Valle, de Ecuador.

Apenas abrió el marcador Thiago Almada, con un remate de volea al rincón derecho de Leonardo Burián, cortando una racha de 390 minutos sin convertir del equipo porteño, el vencedor dispuso de la intensidad en el juego con mayor tenencia de la pelota, como predica su entrenador, lo que le valió para vapulear al visitante.

Justamente, después de que Leandro Fernández aumentara para los de Liniers y antes de terminar la primera etapa, Cristian Bernardi descontó para Colón como para darle cierta esperanza para el segundo tiempo, pero no mejoró y por ende no comprometió el éxito merecido del representativo local.

Es más, a poco de iniciada la segunda parte, el juvenil volante de la selección nacional Nicolás Domínguez, en destacada acción, marcó el tercero de su equipo, siendo el gol de su posible despedida, ya que podría continuar su carrera en el fútbol alemán y por ello sus lágrimas en el festejo.

Recuerdo y despedida

En la previa del encuentro, Vélez tuvo su fiesta por los 25 años del título intercontinental logrado el 1 de diciembre de 1994, cuando venció en la final a Milan, de Italia, en el Estadio Nacional de Tokio, Japón, con los goles de Roberto Trotta y Omar Asad.

Los aplausos y la ovación de los simpatizantes del Fortín fueron estruendosos e interminables cuando aparecieron en el campo de juego Carlos Bianchi, el técnico de aquel formidable equipo, y algunos de aquellos héroes como José Luis Chilavert, Asad, José Basualdo, Juan Pablo Pompei, José Luis Sánchez, Flavio Zandoná, Víctor Hugo Sotomayor y el preparador físico Julio Santella.

Todos ellos, juntos a familiares de otros que no pudieron asistir, recibieron réplicas de aquella Copa Intercontinental, exhibiéndolas con euforia sobre la tarima armada en el centro de la cancha para revivir aquella épica jornada de la institución de Liniers.

Sumado a ese festejo, el primer equipo ante los santafesinos, esta noche lució similar atuendo al de aquel día inolvidable: camiseta blanca con la ‘V’ azulada, pantalón y medias azules.

Para los locales la fiesta continuó durante el partido principal, en el que los ahora dirigidos por Gabriel Heinze mostraron una actuación tan destacada como las que solían ofrecer aquellos campeones conducidos por el “Virrey” Bianchi.

Y para el cierre de una noche muy especial para los de Liniers, cuando restaban 3 minutos, Fabián Cubero ingresó en reemplazo de Gastón Giménez, en medio de una gran ovación de la parcialidad velezana, porque fueron los últimos instantes en que jugó en el estadio José Amalfitani.

A los 40 años y con ser el jugador que más veces vistió la camiseta de “La V”, en 634 partidos -entre torneos locales e internacionales-, habiendo marcado 17 goles, “Poroto” puso fin a su dilatada carrera como futbolista y que ahora se sumará a las tablas del mundo del espectáculo. (Télam)

Leer nota completa

COMENTARIOS

LITTPAPER 0
DISQUS: 0